¿QUÉ HAGO SI NO PUEDO PAGAR LA HIPOTECA?

“No puedo pagar la hipoteca” es una frase que a nadie le gusta pronunciar y, que significa que te encuentras en una situación complicada. Para ayudarte a sobrellevar esta situación lo mejor posible, a continuación, te dejamos algunos consejos de cómo proceder cuando te encuentras en dicha situación.

COMO ACTUAR CUANDO NO PUEDES PAGAR TU HIPOTECA

pareja con problemas económicosTanto si has tenido un imprevisto o si tu situación ha cambiado de forma repentina y, has sido incapaz de preverlo, lo más importante es que tomes cartas en el asunto lo antes posible, ya que es mucho más fácil buscar una solución antes de que se empiecen a acumular las cuotas impagadas.

Como primer consejo, te propongo acudir al banco y, explicar tu situación con claridad, a fin de llegar a un acuerdo para que el banco no se quede con tu inmueble o que tu deuda no crezca de forma desmesurada.

También te puede interesar: TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE COMO ACABAR CON TUS DEUDAS

Así para evitar el impago se suelen plantear tres opciones:

  1. Puedes alargar el plazo de amortización para reducir la cuota mensual que pagas.
  1. Pedir una carencia de la hipoteca total o parcial, es decir, solicitar al banco que nos permita no pagar las cuotas durante un tiempo o abonar solo la parte de los intereses de forma temporal.
  1. Negociar una reunificación de deudas si las has acumulado y así pagar una única cuota más reducida.

Ten en cuenta que las dos primeras opciones suponen un encarecimiento de la hipoteca por medio de los intereses.

hipotecaUna segunda opción, puede ser vender la casa, aunque no sea una solución deseable, puede ser la solución. Si bien, es una solución que deberás pensar bien, ya que una vez que hayas vendido el inmueble y pagado tu hipoteca actual, tendrás que encontrar un nuevo hogar.

Otra solución puede ser solicitar una dación en pago, que es una alternativa que nos permite entregar al banco la vivienda hipotecada para saldar la deuda, si bien, no se recupera el dinero que ya has devuelto al banco ni tampoco tendrás que seguir pagando las cuotas mensuales. Es una posibilidad de evitar la ejecución hipotecaria.

La dación en pago tiene tres ventajas: la deuda queda saldada; te abre la puerta a negociar otras alternativas de pago o un alquiler social para seguir en la vivienda durante un tiempo; y te ahorras el proceso judicial de una ejecución hipotecaria.

También te podría interesar: LAS NUEVAS REGLAS DE LAS HIPOTECAS

de la Redacción


CONTACT