DECRETO DEL ALQUILER, ¿UNA SOLUCIÓN?

El Real decreto ley sobre medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler se fundamenta en cinco macro objetivos: el incremento de la oferta, la moderación de precios, el aumento parque de vivienda social, la reducción de los desahucios y, finalmente, la mejora en la accesibilidad de las viviendas.

¿RESUELVE REALMENTE EL PROBLEMA EL DECRETO DEL ALQUILER?

alquiladosEl derecho a la vivienda en España, está reconocido en la Constitución de 1978, por lo que debería ser un derecho asegurado para todos. Si bien encontrar una verdadera solución es un trabajo más arduo de lo que parece. Por ello, si analizamos la verdadera propuesta de este decreto, parece que la realidad es que no ayuda y puede que hasta perjudique.

En primer lugar, se incrementa el tiempo obligatorio en los contratos, de 3 a 5 años para particulares y hasta siete años a las empresas. Esto perjudica mucho más a los propietarios individuales, ya que el porcentaje de vivienda para alquilar en manos de empresas aún es muy bajo. Por ello, puede que algunos propietarios decidan retirar sus pisos del mercado porque en caso de necesitar la vivienda tendrían problemas.

Lo que genera problemas al segundo objetivo, si la demanda aumenta y la oferta no, los precios no se moderarán.

También te puede interesar: EL TJUE MAÑANA PUEDE ANULAR MÁS DE 15.000 DESAHUCIOS

decreto alquilerPor otro lado, la limitación de las garantías, también puede tener su lado oscuro. Con un mes de fianza y, dos más adicionales, el arrendador debe elevar sus provisiones ante el riesgo de impago y, esto lo hará subiendo los alquileres. Además elevarán su grado de exigencia con el perfil económico del inquilino, lo que dejará fuera a los colectivos más vulnerables.

Respecto al IPC como índice de referencia, en principio parece correcto, siempre que no se pongan trabas en el resto de puntos. Eso sí, serán las administraciones locales las más perjudicadas, ya que recaudarán menos IBI.

En lo que respecta a los desahucios, lo ideal es que no existieran, algo que en teoría podría ser posible con el aumento de un parque de viviendas sociales. Si bien la realidad de los mismos, es que no se recoge ni quién lo hace, sólo se menciona su futura creación.

En conclusión, la seguridad jurídica y económica para ambas partes es fundamental, por lo que si se genera un desequilibrio entre ellas, en este caso el arrendador, estos tratarán de compensar su riesgo aumentando el precio y, el efecto será el contrario.

También te podría interesar: CON LA SUBIDA DEL SMI, ¿HASTA DÓNDE TE PUEDEN EMBARGAR?

de la Redacción


CONTACT