EL FRACASO DEL QUE NO SE HA HABLADO

Enredados en el juego de los pactos y contra pactos, hemos pasado por alto el fracaso de las dos versiones del populismo español, VOX y Podemos, si bien, no parece que haya sido por algún tipo de vacuna contra este fenómeno global.

EL POPULISMO FRACASA EN NUESTRO PAÍS

iglesias y abascalEn términos numéricos, ambos han ido para atrás como los cangrejos y, el balance general de la doble cita electoral de esta primavera los ha dejado fuera de juego en varias zonas del país.

Parece que a los dos partidos populistas, solo les queda una colección de dudas, han mareado tanto a su clientela que han acabado por desorientarles y perderles.

Pablo Iglesias es el hombre de las mil caras, nadie ha interpretado tantos personajes como él. En tan sólo 4 años hemos pasado del revolucionario agitador de masas, a dar lecciones de urbanismo, de defender la nación a ser cómplice de los independentistas. Ha sido un sinfín de momentos y elecciones inadecuadas.  Si a ello sumamos al espectro de Errejón como amenaza de un liderazgo alternativo y como testimonio vivo de su fracaso como dirigente partidario.

No es de extrañar que los seguidores de Podemos ya no sepan para quién ni para qué se les pide el voto.

También te puede interesar: LA REFORMA FISCAL DEBERÁ SER RETROACTIVA

puebloPor su parte Abascal, aún no ha mostrado las limitaciones que le han impedido pasar a tercera división todos estos años.

Vox es un producto que nace de las entrañas del PP, liderado por la extrema derecha, pero con votantes cabreados con el PP, no de extrema derecha y que lo único que desean es un motivo para volver a votarlo.

Tiene pocas y difíciles alternativas, o bien asentarse como la rama española de la internacional nacional populista o aliarse definitivamente con los Salvini en la dura tarea de acabar con Europa.

Tanto Podemos como Vox nacieron con la misión fundacional de liquidar al PSOE y al PP, si bien, tras estas elecciones, con suerte se convertirá en su complemento. No tienen elección, se deben resignar a ser sus segundas marcas.

En cambio, Ciudadanos es el único que no deja de crecer, ahora podrá acceder a muchos gobiernos locales y autonómicos y, brillar en el Parlamento Europeo.

También te podría interesar: QUÉ TRUCO SE INVENTARÁ ESTA VEZ MARIO DRAGHI

de la Redacción


CONTACT