EL PROBLEMA DE LA MOROSIDAD COMERCIAL

Tres de cada cinco empresas de Europa occidental sufren dificultades financieras debido al retraso en los pagos de sus clientes. En España el 42% de los negocios acepta cobrar fuera de plazo porque no tiene otro remedio.

LA MOROSIDAD COMERCIAL UN PROBLEMA DE ESPAÑA Y DE EUROPA

autónomoCuatro de cada diez negocios españoles permiten a sus clientes pagar fuera de plazo. Normalmente, el motivo es porque se ven obligados a aceptar el retraso, o bien porque el cliente tiene dificultades, o bien porque dispone de una posición dominante.

El motivo, normalmente, es porque no les queda más remedio que aceptar el retraso ya sea por dificultades que tiene el cliente o porque ejerce una posición dominante. Además, sólo un 5% propone un recargo en la factura por aceptar alargar los plazos de pago, según el informe “Europeo de Pagos” elaborado por Intrum.

El 54% de los autónomos y pymes afirma cobrar más de la mitad de sus facturas tarde y sólo aseguran no haber cobrado ninguna factura fuera de su plazo de pago, el 3%.

También te puede interesar: EL LITIGIO DEL IMPUESTO DE SUCESIONES

retrasos en el pagoSi bien, si continúan alargándose los plazos de pago, las consecuencias pueden ser graves, como por ejemplo problemas de liquidez, pérdidas de ingresos e incluso llegar a ver amenazada la existencia de su negocio, lo que impide el posible crecimiento de la empresa.

A pesar de ser los españoles, aquellos que tienen mayor conocimiento de la Directiva de Lucha contra la morosidad, que otorga el derecho de añadir un recargo de un mínimo de 40 euros por retrasos en el pago de clientes y del sector público, las empresas españolas no están añadiendo ningún tipo de recargo.

Esto no sólo una problemática de nuestro país, sino de toda Europa y aunque todavía tiene signos positivos, las economías de Europa occidental apuntan a una desaceleración de hasta el 1,7% en 2019 y del 2% en 2018. Si bien con el Brexit y las medidas proteccionistas impulsadas, que incrementan la presión de los mercados de la exportación, el conjunto empresarial está comenzando a experimentar un mayor impacto negativo debido a la morosidad comercial.

También te podría interesar: LOS REGISTROS DE MOROSOS COMO FÓRMULA DE COACCIÓN

de la Redacción

CONTACT