EL TRIBUNAL SUPREMO SACUDE AL POPULISMO ECONÓMICO

El Tribunal Supremo ha dado marcha atrás y, de nuevo, el impuesto de las hipotecas tendrá que ser abonado por el cliente. Tras dos intensos días de debate, ayer por la tarde el pleno de la Sala de lo Contencioso-administrativo decretaba que el impuesto de Actos jurídicos continuará recayendo en los clientes que solicitan una hipoteca.

EL TRIBUNAL SUPREMO CAMBIA OTRA VEZ DE CRITERIO, GOLPEANDO EL POPULISMO ECONÓMCO

Tribunal SupremoAyer martes, el Tribunal Supremo dictaminaba que el obligado al pago del impuesto de las hipotecas debía ser el cliente, por solo dos votos de diferencia: 15 magistrados a favor de que pague el cliente y 13 magistrados a favor de que se mantuviera el criterio fijado el pasado 16 de octubre, que modificaba la jurisprudencia que había mantenido hasta ahora el alto tribunal.

Parece que las tres semanas de caos e inseguridad jurídica sobre a quién corresponde pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados han terminado dividiendo el Pleno del Tribunal Supremo. Además, no han asistido, por diferentes motivos, tres de sus 31 miembros, lo que ha dejado la sensación entre muchos magistrados de que a pesar de que el fallo es legítimo, es más controvertido si cabe, debido a la escasa mayoría.

También te puede interesar: EL CAOS DE LA BANCA TRAS LA SENTENCIA DEL SUPREMO

justiciaEl sector más tradicional, defendía que la obligación de los clientes de pagar Actos Jurídicos no puede relacionarse con la aplicación presuntamente poco transparente de una determinada cláusula, ya que la exigencia de que este impuesto recaiga en el cliente está establecida, desde hace más de 20 años, en un reglamento estatal. Por lo que entienden que no existe ninguna razón jurídica que puede propiciar un cambio jurisprudencial.

Por otro lado, el sector encabezado por los jueces que suscribieron el cambio de criterio en la sentencia del 16 de octubre, discuten que es el banco el único interesado en que se inscriba un préstamo con escritura pública, ya que si tiene cualquier problema, como por ejemplo un impago, podrá ejecutar la hipoteca.

Si bien, lo que más llama la atención, es que parece que ha sido el presidente de la Sala, Diez Picazo, quien definitivamente ha inclinado la votación a favor de que el impuesto se impute a quien firma el préstamo. Todo ello, porque fue el mismo, quién decidió avocar al Pleno y, hasta ayer se había mostrado partidario de mantener el nuevo criterio, si bien cerrando la puerta a que tuviera efectos retroactivos.

También te podría interesar: SENTENCIA A FAVOR DEL CLIENTE, EL IMPUESTO DE LA HIPOTECA LO DEBE PAGAR EL BANCO

de la Redacción


CONTACT