FÓRMULAS PARA EVITAR UN DESAHUCIO, SI NO PUEDES PAGAR TU HIPOTECA

En España, en cuanto estás tres meses sin pagar la hipoteca y tu deuda asciende a un 2% de la hipoteca, intereses incluidos, el banco puede ejecutarla e iniciar el proceso de embargo, que por el camino saca la vivienda a subasta y que termina con que has perdido la casa y, sigues debiendo dinero al banco, porque lo que se obtuvo en la subasta suele ser una cantidad muy inferior al valor real de la casa, que no cubre lo que te queda por pagar de hipoteca.no puedo pagar la hipoteca

SI NO VAS A PODER PAGAR TU HIPOTECA, BUSCA UNA SOLUCIÓN

Por ello, si comienzas a tener problemas económicos y prevés no poder pagar tu hipoteca, lo mejor es que hables y negocies con tu banco. Existen diferentes fórmulas que te pueden permitir salir del paso, mientras te recuperas y vuelves a poder pagar tus cuotas sin problemas. Las opciones que puedes negociar son:

También te puede interesar: LA JUSTICIA EUROPEA PONE FRENO A LOS BANCOS

1.     Una quita que te reduzca parte de la hipoteca. El banco no suele concederlas, pero al final lo que busca el banco es cobrar, por lo que cosas más raras se han visto.

2.     Un periodo de carencia, es decir, estar un tiempo determinado sin pagar nada, sólo intereses, sólo capital o simplemente menos cuota. El problema es  que los intereses se acumulan y al final debes más dinero.negociación

3.     Pedir una ampliación del plazo de la hipoteca, a fin de reducir la cuota durante lo que te quede por pagar, pero también pagarás más intereses.

4.     Cambiar las condiciones (novación) para adaptar la hipoteca a algo más asequible: el banco suele ser contrario y firmar un nuevo contrato tiene costes de notaría y registro que te corresponden y habría que conseguir que la entidad asumiera.

5.     Una reunificación de deudas, pero no suele ser una buena opción, ya que acabas pagando más y si no puedes hacer frente a un pago, corres el riesgo de perderlo todo.

También puedes alquilar tu vivienda, para poder hacer frente a la hipoteca con la renta que percibes del alquiler, mientras tus ingresos no te permitan hacerte cargo del pago de la cuota hipotecario. El problema en este caso, es que te tendrás que ir a vivir a casa de un familiar o de un amigo.  

Otra opción que podrás negociar con el banco, es la dación pago, pero únicamente si ves que es imposible que puedas conservar tu casa. Esta debe der siempre la última opción, ya que no evita que pierdas la vivienda, pero al menos te asegura poder comenzar de cero libre de cargas, evitando que si en subasta se vende por un precio inferior al de tu deuda, te quedes sin vivienda y encima continúes arrastrando deudas. 

de la Redacción

loading...

CONTACT