LOS SUICIDIOS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS

Con el estallido de la crisis los suicidios se dispararon. Pero el caso que sin duda hizo a España abrir los ojos ante el drama de los desahucios, fue el de Amaya Egaña, vecina de Barakaldo, quién en el 2012 se arrojó de su vivienda situada en un cuarto piso, antes de ser desahuciada. Miles de personas salieron entonces a las calles para mostrar su indignación y la sociedad comenzó a tomar conciencia de esta realidad.

loading...

LOS DESAHUCIOS CONTINÚAN Y LOS SUICIDIOS TAMBIÉN

El pasado mes de junio, el suicidio de un hombre en Cornellá volvió a poner en primer plano la relación entre la crisis económica y los problemas de salud mental.desahuciado

Se volvían a repetir varias escenas: la víctima se arrojaba por la ventana de su vivienda, cuando la Comisión Judicial y los Mossos d’Esquadra realizaban el lanzamiento.

Uno de los motivos de dichas desgracias, es el tratamiento morboso y el efecto de los medios de comunicación.

También te puede interesar: MATRIMONIO DE DISCAPACITADOS DESAHUCIADOS, VIVEN EN UNA TIENDA DE CAMPAÑA

En 2017, se realizó un estudio por la Universidad de Granada en el que se realizaban 205 entrevistas y se documentaba el vínculo entre los procesos de desalojo y la aparición de la sintomatología del trastorno de estrés postraumático, ansiedad, depresión y estrés percibido. Dicho estudio reveló que el 88% de los desahuciados sufren ansiedad y nueve de cada diez caen en depresión. 

suicidio

Otros estudios también han concluido que el 90% de los casos de suicidio provoca enfermedades mentales entre sus víctimas como la depresión, el trastorno bipolar, la esquizofrenia, el alcoholismo y el trastorno de la personalidad múltiple.

 

En Europa el consumo de antidepresivos aumentó en un 80% y en España un 120% respecto de la media, cifras absolutamente alarmantes.

Sin embargo, aunque nuestros políticos se llenan la boca diciendo que hemos salido de la crisis, los desahucios en nuestro país continúan aún a un ritmo demasiado elevado, lo que indudablemente se ve reflejado en graves problemas mentales en nuestra sociedad.

La única fórmula a fin de intentar este tipo de episodios es el apoyo incondicional a las víctimas y potenciar los vínculos sociales que son “el grado de reciprocidad y confianza en las relaciones formales e informales entre personas, que facilita la acción colectiva en búsqueda de beneficio mutuo”, según nos comentan los expertos.

También te podría interesar: LA PRESIÓN FISCAL ESPAÑOLA RECAE SOBRE LAS FAMILIAS

de la Redacción

loading...

CONTACT