NUEVO FRENTE JUDICIAL, LAS HIPOTECAS CON INTERESES NEGATIVOS

Las hipotecas con intereses negativos abren un nuevo frente judicial contra la banca, quién ya ha comenzado a negarse a pagar por créditos cuya diferencia está por debajo del Euribor.

LLEGAN LAS HIPOTECAS CON INTERESES NEGATIVOS Y LOS BANCOS SE NIEGAN A PAGAR

pareja en el bancoEl indicador de gran parte de las hipotecas constituidas en nuestro país ha caído en picado en los últimos meses y se sitúa aproximadamente en el -0,379%. Este indicador, si se cumplen las expectativas, continuará a la baja, debido a las próximas bajadas del precio oficial del dinero por parte del BCE, además del aumento de la tasa que esta institución cobra a las entidades por depositar el sobrante de liquidez, del 0,4% actual a un mínimo el 0,6%, con el objetivo de reactivar la economía.

El desplome del euríbor no solo va a lastrar las cuentas de resultados de los bancos, sino que se va a generar un nuevo frente judicial de consecuencias ahora impredecibles por las hipotecas del boom previo a la crisis.

Con la caída de la burbuja inmobiliaria, el sector bancario libró una batalla por ganar clientes a través de los préstamos para la adquisición de la vivienda al calor del boom del ladrillo y la existencia de unos tipos de interés oficial muy elevados. Fue en ese momento, cuando las entidades decidieron ajustar al máximo la política de precios con la fijación de diferenciales muy bajos.

Tambien te puede interesar: LAS RECLAMACIONES SOBRE HIPOTECAS PUEDEN REALIZARSE TRAS LA CANCELACIÓN

hipotecasAhora, un decenio después, estos diferenciales están debajo de la cotización, lo que en teoría obliga a las entidades a abonar intereses por la financiación.

El sector financiero entiende que es un "sinsentido" haber prestado dinero para perder dinero, por lo que ha sido claro en su postura, no pagará “intereses” a sus clientes.

Hace tres años, cuando el Euribor comenzó a dar señales de entrar en el terreno negativo, los bancos decidieron poner una clausula suelo, del 0%, para evitar la actual situación.

Además, esta especie de cláusula suelo ha sido recogida en la reforma hipotecaria que ha entrado en vigor este mes de junio, una norma que protege a la banca de hundimientos del euríbor.

Para poder reclamar lo importante es que el contrato de constitución no contenga ningún tipo de cláusula cero, que será la base para llevar a cabo cualquier tipo de demanda.

Tambien te podría interesar: LAS HISTORIAS DE LOS SOBRECOSTES DE LAS HIPOTECAS

de la Redacción

 

CONTACT