CONSECUENCIAS DEL LIMBO JURÍDICO DE LAS HIPOTECAS

En España, a raíz de la sentencia del 16 de octubre del Tribunal Supremo y la suspensión de sus efectos hasta que resuelva el Pleno, se ha dejado en el aire quién es el obligado a asumir el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, lo que ha provocado que más de 8.000 operaciones hipotecarias se encuentren paralizadas en nuestro país.

EL IMPUESTO DE LAS HIPOTECAS SE ENCUENTRA EN EL AIRE Y ESO TRAERÁ CONSECUENCIAS

balanza de interesesLas hipotecas españolas se encuentran paralizadas, porque no se sabe quién debe asumir el pago del impuesto de las mismas y, los bancos no se quieren arriesgar, pero ese retraso jurídico podría conllevar consecuencias para los usuarios.

El problema es que, si las entidades bancarias no empiezan a actuar con responsabilidad y, a desbloquear las operaciones hipotecarias en curso, pueden llegar a provocar el incumplimiento de muchos compradores que hayan firmado un contrato de arras, lo que podría suponer que pierdan las cantidades otorgadas en concepto de arras penitenciales, a pesar de tener la voluntad de cumplir.

También te puede interesar: LA GUERRA DEL SUPREMO, LA BALANZA SE INCLINA HACIA EL CLIENTE

justicia economicaLa incertidumbre se ha asentado en todos los sectores afectados por los vaivenes del Tribunal Supremo, que hasta el próximo 5 de noviembre no discutirá e informará de quién debe ser el obligado al pago de este impuesto, el banco o el consumidor.

 

Pero también los bancos están sufriendo consecuencias, mientras ellos han bloqueado este tipo de operaciones, los inversores en Bolsa les han castigado y ha caído en más de 9.000 millones de euros su valoración.

A ello, debemos sumar los efectos que esta decisión tendrá sobre sus cuentas, que el coste podría  oscilar desde 700 millones de euros al año hasta cerca de 17.000 millones.

Por otro lado, los consumidores tampoco saben qué hacer ni cómo actuar ante este escenario de absoluta inseguridad jurídica.

Por su parte, el Congreso la semana pasada decidió que en la nueva ley hipotecaria, que se está tramitando prácticamente en paralelo, los gastos de las hipotecas serán por mitad entre el banco y el consumidor.

También te podría interesar: EL CAOS DE LA BANCA TRAS LA SENTENCIA DEL SUPREMO

de la Redacción


CONTACT