LA CRISIS SANITARIA SE CONVIERTE EN UNA PANDEMIA ECONÓMICA

Las previsiones económicas del FMI o el Banco de España y el estancamiento de la economía se convierten ya en el principal debate político entre la oposición y el Gobierno, que ya se preparan para una batalla pública sobre cómo hacer frente a la crisis.

LA PANDEMIA ECONÓMICA DEL CORONAVIRUS

Pedro sanchezDesde la entrada en vigor del estado de alarma, España se ha visto paralizada por completo. La pandemia de coronavirus ha trastocado por completo la normalidad y se ha asistido a una cierta propagación del virus hacia la economía debido al confinamiento.

La sombra de una recesión o del estancamiento económico del país se confirma a medida que pasan los días.

Las cacerolas se han convertido en síntoma de la presión que ciertos sectores políticos y de la población hacia el Gobierno para reclamar una aceleración en las fases de desescalada por el miedo a la crisis económica que se pueda generar.

También te puede interesar: LA FIEBRE DEL CORONAVIRUS Y LAS PYMES

Ante los medios ha iniciado la batalla entre los políticos, el líder de la oposición, Pablo Casado, ha iniciado su argumentario político preguntando al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, si va a pedir el rescate ante la Unión Europea y cuáles son sus perspectivas económicas.

Por su parte, Sánchez apela a la unidad política para superar la crisis y manifiesta que “la unidad salva vidas y puede salvar empresas y puestos de trabajo”.

Desde el punto de vista nacional, se ha producido una caída en la afiliación a la Seguridad Social de unas 714.000 personas durante el mes y medio de Estado de alarma. Además, las previsiones de reducción del PIB durante el confinamiento se sitúa en torno al 40 %.

Las estimaciones realizadas por el Banco de España o el Fondo Monetario Internacional prevén una recuperación más lenta de España que de otros países.

Estiman que la economía de España descienda en 2020 un 8% debido en gran parte al sector del turismo y, que nuestros problemas para la reducción de empleo aumentarán.

En todo caso, habrá que esperar si se dan nuevos rebrotes y cómo estos afectarán tanto al sistema sanitario como a la economía. Es evidente que el peor escenario sería el de una pandemia atenuada pero recurrente, que apareciese cada año.

La situación económica es muy complicada y es latente el riesgo de estancamiento una vez controlada la epidemia, a menos que haya una acción europea a fin de evitar este terrible escenario.

Tambié te podría interesar: ¿Y SI EL CONGRESO TUMBA EL ESTADO DE ALARMA? VUELTA A LA CASILLA DE SALIDA

de la Redacción


CONTACT