LA GUERRA DEL SUPREMO, LA BALANZA SE INCLINA HACIA EL CLIENTE

Desde el pasado 16 de octubre, tras la emisión de la sentencia que establecía el nuevo sujeto pasivo de la liquidación del impuesto hipotecario, la tensión en el Tribunal Supremo no para de aumentar.

LA BALANZA UNA VEZ MÁS, TIENDE HACIA EL CLIENTE

balanzaQuedan poco más de 10 días para que se reúna el Pleno y dirima de forma definitiva si este tributo deberá ser abonado por el banco que otorga la hipoteca o si será el cliente, quién recibe la hipoteca el obligado al pago del mismo.

Parece que la guerra abierta en la Sala de lo Contencioso Administrativo puede acabar inclinando la balanza una vez más hacia el cliente.

La discusión parte quién es el sujeto pasivo en la segunda parte de ese impuesto, los actos jurídicos documentados, partiendo de la base de que se trata de un préstamo particular, en tanto en cuanto se encuentra garantizado por una hipoteca.

También te puede interesar: AHORA SON LOS BANCOS LOS QUE DEBEN PAGAR EL IMPUESTO DE LAS HIPOTECAS


El núcleo de la cuestión está en el hecho de que si se tiene sólo en cuenta la garantía, la vivienda, el sujeto pasivo sería el banco, dado que la misma pasaría a ser suya en caso de incumplimiento, por lo que se constituye a su favor. Si por el contrario, tenemos en cuenta exclusivamente el préstamo, el sujeto pasivo sería el consumidor, que es quién percibe la cantidad económica.

impuesto

La polémica sentencia del pasado 16 de octubre, determinaba que este sujeto pasivo es el banco, puesto que el documento del que se habla es una escritura pública necesaria para validar una hipoteca y que se debe inscribirse en el Registro de la Propiedad. Gracias a la misma, el banco se garantiza varios extremos, lo que indudablemente le beneficia.

Las previsiones son que el pleno confirme el criterio de la sección, pero el meollo de la cuestión son los efectos reales que tendrá esta decisión. Es decir, el debate no es tanto quién lo debe pagar a futuro, ya que los bancos ya han advertido que, si lo deben abonar ellos, elevarán de media un 5% los tipos de intereses de las hipotecas. Si no el umbral de retroactividad que se aplicará.

También te podría interesar: EL CAOS DE LA BANCA TRAS LA SENTENCIA DEL SUPREMO

 

de la Redacción


CONTACT