LOS TRUCOS DE DRAGHI HACEN QUE NUESTRA DEUDA PAREZCA ÍNFIMA

La deuda pública española se encuentra en máximos históricos, cerca del 100% del PIB y las finanzas públicas aún están lejos del equilibrio fiscal anual. El Banco Central Europeo ha hecho que lo insostenible parezca absolutamente sostenible.

LA DEUDA PÚBLICA ESPAÑOLA NO ES TAN BAJA COMO PARECE

mario dragliPor su parte, el bono español está marcando mínimos y el pago anual por intereses Parece haber alcanzado la senda de la sostenibilidad gracias a los tipos ultra-bajos que pagan casi todos los tesoros de la Eurozona por colocar su deuda en el mercado.

Pero la sostenibilidad de la deuda no solo depende de los tipos de interés, también de la evolución del déficit y de las perspectivas de crecimiento económico. Al final estas dos últimas son las variables clave a el largo plazo, para determinar la verdadera sostenibilidad.

España pagó 29.700 millones de euros por intereses de su deuda pública en 2018, el menor desembolso desde 2011, mientras que en términos de PIB el gasto se situó en el 2,5%, mínimos desde 2010, cuando la deuda pública todavía era del 60% del PIB.

También te puede interesar: TODO LO QUE PUEDES NEGOCIAR CON TU BANCO Y NUNCA TE ATREVISTE A PEDIR

Según los datos del Tesoro, el interés medio que paga España por su deuda ha caído desde el 3,7% de 2010 hasta el 2,37%, lo que se traduce en un ahorro de más de 10.000 millones de euros este año.

El BCE advertía en un documento publicado en marzo que aunque el crecimiento nominal de algunas economías supere el interés medio de la deuda, no se debe tomar como un incentivo para incrementar los niveles de deuda.

Una deuda pública alta plantea importantes desafíos económicos. Aunque el gasto público y la inversión dirigidos de forma efectiva pueden aumentar el crecimiento potencial a medio plazo de un país y mitigar los efectos cíclicos negativos de una desaceleración, los altos niveles de deuda en muchas economías pueden restringir o bloquear estos canales, y en concreto la capacidad de implementar políticas fiscales anticíclicas en malos tiempos.

Además, una nueva crisis podría devastar a los países con grandes niveles de deuda, ya que dificultaría la implementación de políticas fiscales discrecionales para reducir su impacto, así como la puesta en marcha de los estabilizadores automáticos como las prestaciones por desempleo.

También de podría interesar: ¿QUÉ HAGO SI NO PUEDO PAGAR LA HIPOTECA?

de la Redacción


CONTACT